Archivo de la categoría: Navidad

Summary of my 2016

Good afternoon dear readers,

I am coming back to you before the end of the year. There are few thoughts I want to share with you about my 2016. This year has meant a lot to me for various reasons: Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Educación, Futuro, Navidad, Películas, Uncategorized

Summary of my 2015

I am coming back to you before the end of 2015. There are few thoughts I want to share with you about my year.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Educación, Futuro, Navidad, Política

¿Hemos cambiado?

Seguro que os habeis planteado esta pregunta alguna vez en vuestra vida. Es un tema que puede derivar en profundas y diversas ciencias que no pretendo abarcar en su totalidad.

Yo he llegado a la conclusión de que hemos evolucionado, por tanto progresado en un 50% faltando por conseguir alcanzar el 100% de cambio. No obstante estoy convencida que nunca llegaremos a cambiar al 100%.

Hay aspectos que deberían cambiarse desde el principio rompiendo con 21 siglos de historia social-política. Por ejemplo, refiriéndome al papel que la mujer desempeña en la sociedad y por otro lado el papel que la sociedad le ha otorgado (aspecto que abordaré más adelante en otra entrada).

Aspectos que no han cambiado en su contenido, aunque si en su forma:

1. Sigue existiendo desigualdad (intelectual, económica, sanitaria, racial, sexual, etc.)

2. EL poder sigue siendo un arma reservado a unos pocos (poder de conocimiento, de influencia, etc.)

Hay dos aspectos que me parecen fundamentales para que el cambio no se produzca en su totalidad, principalmente, porque para identificar que algo está en “cambio/progreso” necesita ser contrastado con otro aspecto de naturaleza opuesta, en este caso “tradición/no progreso”. Este equilibrio nunca debe romperse.

Quizás no estáis de acuerdo o parezca  extraño. Pero pensarlo por un momento:  ¿cómo sabemos que algo es malo? Para poder conocerlo es porque existe otra acción opuesta y de naturaleza diferente que nos ayuda a identificarla, en este caso una “acción buena”. Deberíamos empezar por el comienzo, acordando los términos bajo los cuales vamos definir que algo es bueno o malo, queda para vosotros.

Por tanto si queremos que se acabe con la totalidad de un tipo de aspecto concreto, automáticamente nos cargamos su opuesto. Si queremos igualdad, debemos tener desigualdad para identificarlas.

¿Dejará de existir desigualdad económica?:

¡No! Para que alguien sea rico, otra persona será pobre. Se podrá intentar cambiar la conciencia social en beneficio de los más pobres, pero por equilibrio (buscaremos más adelante qué tipo definido de equilibrio debemos clasificar) siempre habrá otro grupo igual de amplio que buscará asegurar esa desigualdad.

Por esta simple comparación debemos entender que nunca se producirá ese 100% en un solo lado de la balanza.

Seguirán existiendo guerras (simplemente se irán trasladando de un lado al otro del globo, evolucionarán en la forma de llevarse a cabo, pero las razones-justificaciones serán de base las mismas que encontramos ahora).

¡Pensarlo!

Para que vosotros podáis leer mi blog, por tanto, yo pueda escribirlo en mi ordenador, desde mi salón mientras escucho una canción al mismo tiempo, hay un grupo de gente en otra parte de la tierra que está mal alimentada, que no tiene acceso a un sistema educativo como el español, que tiene una esperanza de vida corta y que no podrá realizar sus sueños. Exactamente igual que para vosotros podáis leerlo.

¿Justo? ¿moralmente correcto? ¿ético? No me voy meter en estos aspectos. Por equilibrio siempre pasará. Y mientras tú, lector, piensas que quizás es injusto, moralmente incorrecto y no ético, habrá gente que pensará justo lo contrario y actuará siguiendo estos pensamientos.

Por tanto. Un cambio al 100% nunca ocurrirá. Para que un 50% de las cosas cambien, otro debe mantenerse exactamente igual y viceversa.

Aprovecho para desearos Que disfrutéis de la fiestas navideñas.

 

1 comentario

Archivado bajo crisis económica, Educación, Empleo, Futuro, Navidad, Política

Mi última entrada del 2010

  Hoy es un día especial en mi vida, cada año, el 31 de Diciembre amanece con una luz distinta para mí. Hoy es mi cumpleaños 🙂

Se juntan dos celebraciones familiares, la despedida del año y la celebración de mi nacimiento.

Un día siempre ajetreado, pues comienza después de un simulacro de “Fin de Año” en la Puerta del Sol el día 30 celebrado con los amigos (muchos de los cuales no veré al día siguiente) y mis hermanos.

Continua con una invitación familiar por mi cumpleaños, comiendo en algún lugar singular, después compartiendo con miles de personas 10 maravillosos km (a la par que durillos) de la “San Silvestre Vallecana”. Culminándolo con la maravillosa cena, que todos los años nos prepara mi madre (que cada año se supera en excelencia culinaria) junto a la toma de las 12 uvas, brindando y después festejándolo en alguna fiesta.

Todos los 31 de Diciembre de toda mi vida, mi agenda de cumpleaños siempre esta concurrida de actividades, a cada cual más entrañable y divertida.

Esta año, esta celebración ha cambiado un poco, pero el sentimiento sigue siendo el mismo.

Mañana, día 1 lo comenzaré disfrutando del “Concierto de Año Nuevo” de Viena.

Esta última entrada se la dedico a mi familia, por apoyarme, por entenderme, por quererme, por alentar que alcance aquellos sueños que me he propuesto, por corregirme, por ser una de mis fuentes de sabiduría y alegría.

Os dedico esta  “Nessun Dorma” de la opera de Turandot con el concierto del magnífico Luciano Pavarotti.

2 comentarios

Archivado bajo Educación, Navidad